Suelos

El microcemento se está convirtiendo en un material seleccionado por arquitectos y decoradores a la hora de decorar un interior. Debido a su vanguardista acabado y su infinita variedad de colores y/o terminaciones incluso metalizadas.

Con nuestro microcemento podemos recubrir todo tipo de superficies, permitiendo realizar restauraciones sin obras pesadas y evitando el descombro.

El mantenimiento del microcemento es sencillo. Para limpiar las superficies sólo se necesita un jabón con PH neutro. Se recomienda el uso de protecciones en el mobiliario para evitar punzar o rayar el suelo.

nuestro microcemento se puede aplicar en cualquier tipo de superficie, siendo apto para estos tipos de suelos, azulejo, cerámico, mosaicos, yeso, madera, parquet, tarima flotante y solados de otra naturaleza.

se puede lograr un acabado con aspecto homogéneo, con aguas o con efecto piedra pero sobre todo un aspecto limpio y moderno. Estas características lo hace un material decorativo con gran calidad. Su versatilidad permite espacios vanguardistas, creativos y originales.

Las características principales del microcemento son:

•    • no necesita juntas de dilatación
•    • ni fisura, ni pulveriza
•    • la gama de colores es muy amplia
•    • no necesita maquinaria pesada para su aplicación
•    • se aplica en interiores y exteriores
•    • se aplica en zonas secas y húmedas